Publicitat Google

diumenge, 3 d’octubre de 2010

Engañarse a un@ mism@

Qué curiosos somos los seres humanos. En ocasiones necesitamos justificar ante nosotr@s mism@s nuestros actos. Seguro que es mucho más útil a largo plazo asumirnos como somos, y en cambio, en ocasiones preferimos seguir con la imagen mental que tenemos formada sobre nuestra persona e inventarnos razones de dudosa validez. Puede que en eso consista el proceso de madurez, en saber aceptarnos, perdonarnos y asumirnos con nuestras virtudes y nuestros defectos. Tenemos que llegar a comprender que nadie es perfecto, ni siquiera "yo".