Publicitat Google

divendres, 8 d’octubre de 2010

Kue Mei


Arriba Chen, lo suscitativo, el trueno

 Debajo Tui, lo sereno, el lago


Las relaciones de pareja, y las relaciones personales en general tienen que tener como base en primer lugar lazos de afinidad y de afectividad libremente expresados y sentidos. En segundo lugar, una buena relación personal o de pareja se debe basar en el respeto, en la consideración, en el tacto. Cada cual debe cumplir con el papel que le toca y nadie debe extralimitarse en sus derechos. Cuando cada uno ocupa la parcela que le corresponde, reina la armonía.
Toda unión entre humanos corre el peligro de que disimuladamente, engañosamente o por sorpresa, se introduzcan elementos que produzcan malentendidos y desavenencias sin fin. Por eso, es necesario tener siempre presente cual es el fin para el que se ha constituido la unión. Cuando los fines no están claros o el egoísmo personal hace acto de presencia, entonces las uniones se forman y se rompen continuamente. Por el contrario cuando los fines están claros y dominan los sentimientos elevados, se salvan todos los problemas y la unión es duradera.


(I Ching - Hexagrama 54)