Publicitat Google

diumenge, 14 d’agost de 2011

Flor groga (Flor amarilla)




(Traducció castellana aqui)
Ja sabem com t'agrada
aixecar el braç
i calcular
el pol d'on ve el vent.
Ja hem gaudit
de l'estil que exhibeixes
quan marxes corrent.
Ja hem entés
que ets una ànima errant
que abandona les cases
quan tothom dorm,
que t'agrada menjar
quan hi ha gana
i dormir si ve son.

Però pensa-t'ho bé,
que després tard o d'hora
sempre arriba el moment,
quan s'obre com una flor rara
el penediment.
I entens, com si totes
les bruixes del món
coincidissin llegint-te el futur,
que és cosa de temps
que et sorprenguis pensant
que ho tenies,
que jo creia en tu...

Ja sabem que
tres mil aventures
bateguen rabioses
lluny d'aquest racó,
que els guerrers
s'avorreixen
si no hi ha una mica d'acció.
Ja hem previst
que només moriràs
si algú et clava
una daga daurada en el cor,
i que on t'enterri
una bona gent
hi creixerà un roure fort.

I és quasi entranyable
que oblidis tan ràpid
que sempre arriba el moment,
quan s'obre com una flor groga
el penediment.
Si ho saps, com si totes
les bruixes del món
t'estiguessin llençant
un conjur,
una rima ancestral
que et farà recordar
que ho tenies,
que jo creia en tu...

Si em llevés i fos rei
reuniria les Corts
per incloure en el codi penal
que es prohibeixi a la gent
anar pel món buscant res
que no pugui anomenar.
Que la por estaria allà,
pero potser, per variar,
aprendríem a passar-la junts,
i no et veuria mai més
explicant-me què bé estaves
quan ho tenies,
quan jo creia en tu...

---------


Ya sabemos cómo te gusta
levantar el brazo
y calcular
el polo de dónde viene el viento.
Ya hemos disfrutado
del estilo que exhibes
cuando huyes corriendo.
Ya hemos entendido
que eres un alma errante
que abandona las casas
cuando todos duermen,
que te gusta comer
cuando hay hambre
y dormir si viene sueño.

Pero piénsatelo bien,
que después tarde o temprano
siempre llega el momento,
cuando se abre cual una flor rara
el arrepentimiento.
Y entiendes, como si todas
las brujas del mundo
coincidieran leyéndote el futuro,
que es cosa de tiempo
que te sorprendas pensando
que lo tenías,
que yo creía en ti...

Ya sabemos que
tres mil aventuras
laten rabiosas
lejos de este rincón,
que los guerreros
se aburren
si no hay un poco de acción.
Ya hemos previsto
que sólo morirás
si alguien te clava
una daga dorada en el corazón,
y que donde te entierre
una buena gente
crecerá un roble fuerte.

Y es casi entrañable
que olvides tan rápido
que siempre llega el momento,
cuando se abre cual flor amarilla
el arrepentimiento.
Si lo sabes, como si todas
las brujas del mundo
te estuvieran lanzando
un conjuro,
una rima ancestral
que te hará recordar
que lo tenías,
que yo creía en ti...

Si me despertara y fuera rey
reuniría a las Cortes
para incluir en el código penal
que se prohiba a la gente
ir por el mundo buscando algo
a lo que no pueda dar nombre.
Que el miedo estaría allí,
pero quizás, para variar,
aprenderíamos a pasarlo juntos,
y no te vería más
explicándome qué bien estabas
cuando lo tenías,
cuando yo creía en ti...