Publicitat Google

dimarts, 3 de juliol de 2012

El picador de pedra

Explica la llegenda que un humil picador de pedra vivia resignat en la seva pobresa, però sempre anhelava amb desig convertir-se en un home ric i poderós. Un bon dia va expressar en veu alta el seu desig i quina va ser la seva sorpresa quan va veure que aquest s'havia fet realitat: s'havia convertit en un ric mercader.

Això li va fer molt feliç fins el dia que va conèixer un home encara més ric i poderós que ell. Llavors va demanar de nou ésser així i el seu desig li va ser també concedit. Al poc temps es va cerciorar que a causa de la seva condició s'havia creat molts enemics i va sentir por.

Quan va veure com un feroç samurai resolia les divergències amb els seus enemics, va pensar que el maneig magistral d'un art de combat li garantiria la pau i la indestructibilitat. Així que va voler convertir-se en un respectat samurai i així va ser.

No obstant això, tot i ser un temut guerrer, els seus enemics havien augmentat en nombre i perillositat. Un dia es va sorprendre mirant el sol des de la seguretat de la finestra de casa i va pensar: "ell ​​si que és superior, ja que ningú pot fer-li mal i sempre està per sobre de totes les coses. Vull ser el sol!".

Quan va aconseguir el seu propòsit, va tenir la mala sort que un núvol es va interposar en el seu camí entorpint la seva visió i va pensar que el núvol era realment poderosa i així era com realment li agradaria ser.

Així, es va convertir en núvol, però en veure com el vent li arrossegava amb la seva força, la desil·lusió va ser insuportable. Llavors va decidir que volia ser vent. Quan va ser vent, va observar que tot i que bufava amb gran força a una roca, aquesta no es movia i va pensar: ella sí que és realment forta: vull ser una roca! En convertir-se en roca es va sentir invencible perquè creia que no existia res més fort que ell en tot l'univers.

Però quina va ser la seva sorpresa en veure que va aparèixer un picador de pedra que tallava la roca i començava a donar-li la forma que volia malgrat la seva contrària voluntat. Això li va fer reflexionar i li va portar a pensar que, en definitiva, la seva condició inicial no era tan dolenta i que desitjava de nou tornar a ser el picador de pedra que era al començament.

Marc E. Boillat de Corgemont Sartorio

-------

Cuenta la leyenda que un humilde picador de piedra vivía resignado en su pobreza, aunque siempre anhelaba con deseo convertirse en un hombre rico y poderoso. Un buen día expresó en voz alta su deseo y cuál fue su sorpresa cuando vio que éste se había hecho realidad: se había convertido en un rico mercader.

Esto le hizo muy feliz hasta el día que conoció a un hombre aún más rico y poderoso que él. Entonces pidió de nuevo ser así y su deseo le fue también concedido. Al poco tiempo se cercioró de que debido a su condición se había creado muchos enemigos y sintió miedo.

Cuando vio cómo un feroz samurai resolvía las divergencias con sus enemigos, pensó que el manejo magistral de un arte de combate le garantizaría la paz y la indestructibilidad. Así que quiso convertirse en un respetado samurai y así fue.

Sin embargo, aún siendo un temido guerrero, sus enemigos habían aumentado en número y peligrosidad. Un día se sorprendió mirando al sol desde la seguridad de la ventana de su casa y pensó: "él si que es superior, ya que nadie puede hacerle daño y siempre está por encima de todas las cosas. ¡ Quiero ser el sol !".

Cuando logró su propósito, tuvo la mala suerte de que una nube se interpuso en su camino entorpeciendo su visión y pensó que la nube era realmente poderosa y así era como realmente le gustaría ser.

Así, se convirtió en nube, pero al ver cómo el viento le arrastraba con su fuerza, la desilusión fue insoportable. Entonces decidió que quería ser viento. Cuando fue viento, observó que aunque soplaba con gran fuerza a una roca, ésta no se movía y pensó: ¡ ella sí que es realmente fuerte: quiero ser una roca ! Al convertirse en roca se sintió invencible porque creía que no existía nada más fuerte que él en todo el universo.

Pero cuál fue su sorpresa al ver que apareció un picador de piedra que tallaba la roca y empezaba a darle la forma que quería pese a su contraria voluntad. Esto le hizo reflexionar y le llevó a pensar que, en definitiva, su condición inicial no era tan mala y que deseaba de nuevo volver a ser el picador de piedra que era en un principio.

Marc E. Boillat de Corgemont Sartorio